La posición geográfica privilegiada de Sanlúcar de Barrameda

 La posición geográfica privilegiada de Sanlúcar de Barrameda, situada en la desembocadura del río Guadalquivir, atrajo desde tiempos muy antiguos a comerciantes marinos que realizaban intercambios comerciales con los pueblos de nuestro entorno geográfico.


Situación Geográfica Sanlúcar de Barrameda



El origen del primer asentamiento de Sanlúcar se remonta a la época fenicia, cuando se construyó un templo dedicado a Astarté, la diosa fenicia del amor y la fecundidad. Restos de este templo se han encontrado en La Algaida, un complejo dunar que hoy es conocido como el "Parque Natural de Doñana".


Durante la época histórica, se sabe que existía una fortaleza musulmana llamada "El Castillo de las Siete Torres", que defendía la desembocadura del Guadalquivir. Guzmán el Bueno se apoderó de dicha fortaleza y de la villa en 1297 como donación del rey Sancho IV por sus servicios durante la Reconquista. Desde entonces y hasta 1640, los Guzmanes gobernaron la villa, siendo sus descendientes los Duques de Medina Sidonia.


Tras el descubrimiento del Nuevo Mundo, Sanlúcar se convirtió en un puerto importante. Cristóbal Colón partió en su tercer viaje desde aquí y Magallanes inició su primer viaje de circunnavegación. Durante este período, la ciudad experimentó su mayor apogeo económico gracias al fomento de la actividad comercial entre América y el puerto de Sevilla, propiciado por los Duques de Medina Sidonia.


En la primera mitad del siglo XVII, los Duques de Medina Sidonia perdieron el control de la ciudad y Sanlúcar pasó a formar parte de la Corona. Comenzó así un largo declive que se agravó con el traslado de la Casa de Contratación a Cádiz, lo que la excluyó de la ruta comercial con América. Este declive se mantuvo hasta el siglo XIX, cuando la ciudad se benefició de la llegada de Godoy, convirtiéndose en la capital de una provincia que abarcaba desde Ayamonte hasta Rota por la costa atlántica y hasta la ciudad de Lebrija por el interior.


Sin embargo, uno de los hitos más destacados del esplendor de la ciudad en el siglo XIX fue la llegada de los Duques de Montpensier. Aunque tenían su corte en Sevilla, decidieron residir en Sanlúcar de Barrameda durante las temporadas de verano y construyeron un hermoso palacio romántico. De este modo, comenzó un renacimiento de la vida social de la ciudad, se construyeron bellas casas de veraneo y se organizó cada año un entretenido ciclo festivo que culminaba con las carreras de caballos en la playa, un evento que perdura hasta nuestros días.


El renacimiento económico vino de la mano de las emergentes empresas bodegueras que iniciaban, ya en aquella época, el exitoso desarrollo comercial de la crianza de vinos y producción de licores, actividad que ha perdurado hasta nuestros días.


Comentarios

Lo más buscado de Sanlúcar de Barrameda

El barrio alto de Sanlúcar de Barrameda

Donde comer en Sanlúcar de Barrameda

La Iglesia de la O en Sanlúcar de Barrameda.

¿Que ver en Sanlúcar de Barrameda?